Ubicación

  • Countless Cenotes all over the place
  • Caribean Sea :: 20 min
  • Tulum Archeological Site :: 20 min
Countless Cenotes all over the place1 Caribean Sea :: 20 min2 Tulum Archeological Site :: 20 min3

El pequeño poblado de Manuel Antonio Ay se encuentra enclavado en lo que tuvo que ser la zona conurbana de la ciudad ancestral maya de Cobá a 10 km de distancia, puesto que se estima contaba con unos 50,000 habitantes en su apogeo (y es posible que significativamente más), y su área construida se extiendía sobre unos 80 km². La ciudad de Cobá era el nexo de la mayor red de calzadas de piedra del antiguo mundo maya, lo que contribuiría a que se convirtiera en una de las ciudades más grandes y poderosas de la zona norte de Yucatán, al haber dominado una vasta área, incluido el norte del estado de Quintana Roo y áreas en el este del estado de Yucatán. Este poder residía en su control de grandes extensiones de tierras de cultivo, control sobre rutas comerciales y, críticamente para una ciudad maya, control sobre amplios recursos hídricos. Entre las rutas comerciales que Cobá controlaba, se encuentran los puertos como Xel Há y Tulum.

Tulum, 33km al sureste de Cobá y emplazado en las aguas del cálido Mar Caribe, fue una de las últimas ciudades construidas y habitadas por los mayas; llegó a su apogeo entre los siglos XIII y XV y logró sobrevivir unos 70 años después de que los españoles comenzaron a conquistar México. Uno de los sitios arqueológicos mayas costeros mejor conservados, Tulum se ha convertido hoy en día en un destino turístico muy popular a nivel mundial. Además de las espectaculares playas de la zona, parte del tremendo atractivo de la zona reside en los incontables cenotes de la península. Cenote viene del maya dzonoot: 'hoyo con agua'. Existen varios tipos de cenotes: a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta. Esta clasificación está directamente relacionada con la edad del cenote, siendo los cenotes maduros aquellos que se encuentran completamente abiertos y los más jóvenes los que todavía conservan su cúpula intacta. Los cenotes son, en la mayor parte de los casos, ensanchamientos de complejas redes fluviales subterráneas. Gracias a la espeleología, se ha comprobado la existencia de interconexiones entre los cenotes y entre estos y el mar, evidenciando un verdadero sistema de escurrimiento subterráneo en toda la península de Yucatán. En algunos cenotes los mayas hacían sacrificios humanos rituales.

Es así como además de inspirarnos con su historia de profunda resiliencia –como la de la mayoría de las comunidades indígenas de las Américas–, Manuel Antonio Ay se halla situado en un eje de fascinantes conexiones históricas y naturales, ofreciéndonos posibilidades infinitas de exploración para los objetivos de IAE MX.